ir al dentista después de navidad

Revisión dental después de Navidad

Estamos en plena época navideña. Un momento de amor, de ilusión, de unión familiar y, por supuesto, de comidas en familia y con amigos. Es el momento del año en que más excesos cometemos. Los turrones y otros dulces típicos navideños están presentes en casi todas las celebraciones. Lo mismo sucede con las bebidas alcohólicas como el vino o el champán. Podemos no darnos cuenta, pero todos estos productos que consumimos en Navidades son especialmente perjudiciales para nuestros dientes. Por eso, una revisión dental después de la Navidad puede ayudarnos a evitar cualquier tipo de problema.

Por un lado, detectaremos a tiempo las secuelas que los excesos durante las fiestas han podido dejar en nuestros dientes y encías y, por otro lado, con el inicio del año, es el momento perfecto para marcar el calendario de revisiones habituales.

Ya es tradición durante los primeros días del año hacer un listado de propósitos. Por lo general, ponemos más atención a los kilos que hemos podido adquirir tras las abundantes comidas y cenas que hemos realizado. Sin embargo, también es importante tener en cuenta nuestra dentadura tras la Navidad. Resulta curioso que, muchas de las caries que aparecen durante los primeros meses del año, se han producido durante la época navideña.

¿Cómo podemos lograr empezar el año con unos dientes perfectos?

  1. Lo más importante siempre es lavarse los dientes después de cada comida. Es esencial no irse a dormir sin haberse cepillado los dientes. Igual de importante es el uso de hilo dental.
  2. El uso de colutorios también es crucial. Os recomendamos que, antes de empezar a usar cualquier producto, consultéis con vuestro médico de la clínica dental de Barcelona de confianza cuál es el más adecuado.
  3. La higiene no debe ser solo de los dientes. También debe ser correcta y completa para la lengua y el paladar. Existen limpiadores linguales específicos para ello, pero también se puede usar el cepillo habitual.
  4. Quizá ha llegado el momento de cambiar el cepillo. Normalmente, se debe reemplazar cada 3 meses. Sin embargo, si ha perdido la forma o empieza a estar despuntado, ha llegado el momento de sustituirlo por otro.
  5. Hay que tener especial cuidado con aquello que comemos y bebemos. Son épocas en las que resulta complicado reducir la ingesta de comida, café, té y bebidas alcohólicas pero, siempre que nos sea posible, deberemos intentar hacerlo.

 

En la clínica dental en Barcelona Dentoclinic queremos ayudaros con estos consejos a que cuidéis la salud dental durante las Navidades. Estaremos encantados de recibiros al finalizar las fechas festivas en nuestra clínica odontológica para revisar que todo está en perfecto estado. De parte de todo el equipo, os deseamos unas felices fiestas y un próspero 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *